En política hay que aprender a escuchar, sobre todo, aprender a cumplir las promesas: Dip. Gabriela Salido

Para hacer algo en favor de México hay que involucrarse en sus problemas y contribuir en las posibles soluciones, independientemente de la trinchera en la que nos encontremos, ya sea una agrupación vecinal, una asociación civil o un partido político. A nuestro país eso le ha faltado, personas que tomen parte en los procesos para resolver dilemas o contratiempos.

En términos generales, así se expresó la Diputada Gabriela Salido Magos, presidenta de la Comisión de Uso y Aprovechamiento del Espacio Público en el Congreso de la Ciudad de México durante un encuentro con jóvenes de todo el país.

“Si prometen algo, cúmplanlo; si deciden perseguir sus anhelos, comprométanse. En México no hay nada peor que un político que dice sí a todo por salir del paso, para que después se lo recriminen. El cargo les podrá durar algunos años, pero la vergüenza y los señalamientos los perseguirán toda la vida”, apuntó categórica.

Al reunirse con adolescentes convocados por las asociaciones Konrad y Acción Juvenil para participar en la “Escuela de Legisladores Jóvenes”, la congresista compartió sus experiencias a lo largo de 30 años de militancia, narró algunas anécdotas y ofreció recomendaciones a quienes desean continuar en el terreno político para convertirse en Servidores Públicos.

El Servicio Público, les dijo, es toda una forma de ser y no un simple modus vivendi; es una labor que requiere pasión y paciencia. Atiendan todas las voces y opiniones de cualquier temática y corriente política, aún cuando no coincidan con éstas, pero jamás pasen por encima de ellas, insistió.

Salido Magos, luego de explicar sus labores legislativas, detallar la elaboración de Puntos de Acuerdo o el andamiaje jurídico de las Iniciativas presentadas en el Congreso de la Ciudad, también respondió a las inquietudes de quienes aspiran a convertirse en representantes populares.

En respuesta a la pregunta de qué la hizo incursionar en la arena política siendo ella ingeniero de profesión, Gabriela Salido respondió que en su adolescencia, como muchos, criticó la injusticia, la marginación y la carencia de oportunidades.

“A los 17 años de edad conecté corazón y alma para hacer algo por mi país, y en Manuel J. Clouthier encontré el aliento de luchar por México”, evocó.

Mencionó, finalmente, que las Iniciativas de ley y los Puntos de Acuerdo por ella presentados provienen de las necesidades de la ciudadanía o de lo que constanta personalmente en sus recorridos por las calles, “donde he encontrado gente valiosa y dispuesta a participar en las mejoras barriales, del Espacio donde hacen comunidad”.

Back to Top