Exhorta Dip. Gabriela Salido al Gobierno de la CDMX a adoptar acciones para garantizar seguridad a Defensores de Derechos Humanos y Periodistas

La Diputada Gabriela Salido Magos, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN), exhortó a todas la autoridades de la Ciudad de México a adoptar acciones con el Mecanismo de Protección Integral para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, a fin de brindarles a éstas garantías de seguridad durante el ejercicio de sus funciones.

La libre actuación de los defensores de derechos humanos y de los comunicadores, consideró la legisladora, resulta esencial para la verdadera realización de un estado democrático de derecho.

Sus labores y contribuciones en busca de la verdad y la justicia, dijo, pueden resultar inconvenientes para algunas personas o grupos que ven afectados sus intereses, lo que deriva en riesgos para los defensores de los derechos humanos y los periodistas.

Salido Magos recordó que en nuestro país se aprobó a nivel federal, en junio de 2012, la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, a partir de la cual se creó el mecanismo correspondiente, y cuyo espíritu es garantizar la vida, integridad, libertad y seguridad de éstas ante los riesgos que se desprenden del ejercicio de sus actividades.

La congresista hizo énfasis en que aún cuando la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) ha reconocido de manera reiterada la trascendencia social que desempeñan comunicadores y defensores, ambos grupos son sistemáticamente obstaculizados en su quehacer.

“La censura, directa e indirecta, incluida la estigmatización o el descrédito de su labor han afectado de manera profunda y sensible a quienes ejercen tales actividades, colocándolos en vulnerabilidad”, acotó.

Gabriela Salido planteó que al 10 de julio de este año, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) había documentado el asesinato de al menos 13 personas defensoras de Derechos Humanos y de siete periodistas, “cifras que indican una tendencia creciente respecto a años anteriores”.

Estos ataques, manifestó, son solamente la cara más visible de un amplio contexto de agresiones y que hacen de México uno de los lugares más peligrosos del mundo para desarrollar dichas actividades.

Nuestro país sigue siendo el más peligroso de América Latina para el ejercicio del periodismo, y la Ciudad de México se encuentra entre los primeros estados de la República donde se asesinan a periodistas y personas defensoras de Derechos Humanos, concluyó.

Back to Top