MORENA simpatiza con la dictadura de Nicolás Maduro: GPPAN

El GPPAN se solidarizó con el pueblo de Venezuela por la crisis humanitaria que vive y rechazó la visita de Nicolás Maduro a México como parte del protocolo para la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador como Presidente este primero de diciembre.  

A través del Coordinador Mauricio Tabe Echartea, la bancada del PAN refrendó su respeto a los derechos humanos en cualquier país del mundo y le dice NO a la Dictadura.  

“En favor de esos derechos humanos del pueblo de Venezuela y no en favor de la protección y la complicidad del gobierno de Nicolás Maduro”.  

Al sumarse al Punto de Acuerdo para retirar la invitación hecha a Nicolás Maduro para asistir a la toma de protesta del Ejecutivo Federal el próximo 1 de diciembre, el líder panista calificó como lamentable que MORENA “ponga la etiqueta de un Congreso solidario con la dictadura, cuando hay una oposición que se pronuncia en contra y en favor de los derechos humanos”.   

En este sentido, recordó que 17 países se han unido para armar el Grupo de Lima y buscar una solución pacífica a la coyuntura de aquel país.  
Por su parte, el diputado Federico Döring se refirió a la incongruencia de varios legisladores de MORENA      que fueron del PRD y defendían la representatividad del ex dictador Heydar Aliyev en una estatua ubicada sobre Paseo de la Reforma.

 “Cuando estaban en el PRD siempre dijeron que no en Tribuna, que no podía estar ahí la estatua a Heydar Aliyev, con esa misma congruencia deberían mantener esa convicción de izquierda y decirle a Maduro que no entre a esta tierra mexicana”.  

En su oportunidad, la diputada Gabriela Salido Magos dijo que ese monumento dedicado al ex dictador atenta contra los principios de humanidad que representa la Ciudad de México.  

       “Entendamos que hay sensibilidades que hay que atender, que no podemos negar que hay otros países donde hay atentados permanentes a los derechos humanos y son personas igual que nosotros, con familia igual que nosotros”.  

Para finalizar, los diputados panistas coincidieron en que los capitalinos esperan de esta Primera Legislatura un debate altura a favor de sus intereses, pero sobre todo, de protección a los derechos humanos.

Back to Top