fbpx

PAN en el Congreso llama autoridades a intervenir ante el riesgo de salud que representan cementeras para residentes de Ceylán

La legisladora Gaby Salido junto con los legisladores Federico Döring y Aníbal Cañez, urgen a autoridades de la SEDEMA, PROFEPA y PAOT a realizar acciones para determinar el deterioro de las condiciones medio ambientales y los riesgos de salud para las personas que habitan a los alrededores de las plantas cementeras que operan en la zona de Ceylán, alcaldía Azcapotzalco.

Además, aseguraron que estos trabajos deben ir de la mano de acciones en materia de salud de alta especialidad, para prevenir un diagnóstico tardío con consecuencias fatales; por lo que urgieron a realizar una inspección de acuerdo con el programa de Auditoría Ambiental Obligatoria para Fuentes Fijas, a fin de comprobar que no estén generando contaminación o afectación a la salud, con el acompañamiento de autoridades de salud.

“Razón por la cual se solicita la intervención en Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, para que otorgue atención médica a vecinos de la unidad habitacional Jardines de Ceylán, lo que dará pie a que se realicen estudios de diagnósticos integrales del estado de salud actual, y en caso de hallar alguna afección determinar las posibles causas que dieron origen”, puntualizó Döring Casar.

Cabe señalar que esta propuesta atiende la solicitud que residentes de la Unidad Habitacional Jardines de Ceylán, ubicada al lado de la planta de CEMEX, hicieron a la diputada Gaby Salido, en donde manifestaron, “llevamos más de dos años viviendo esta nueva normalidad provocada por un virus, pero a diferencia de los demás nosotros tenemos al mismo tiempo otro enemigo que tampoco podemos observar y no sabemos si ya nos hizo daño, y de esto nadie habla, porque los afectados somos pocos, por favor no esperemos a que sea demasiado tarde y sea más grande el número de muertos para hacer algo”.

Durante un recorrido por la zona, fue posible observar la operación de esta empresa que genera ruido, vibraciones que cimbran los edificios y la expulsión de partículas que se perciben en el ambiente, todo de forma constante, lo que pone riesgo y atenta contra la calidad de vida, salud y la seguridad de las construcciones.

“Quiero poner en contexto que, es una unidad habitacional con historia de casi 50 años, y para poder dimensionar la magnitud del daño, se compone de 16 torres con 240 departamentos, siendo una de las primeras unidades habitacionales en la alcaldía Azcapotzalco”, explicó el congresista Aníbal Cañez.

De acuerdo con normas de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional del Departamento del Trabajo de los Estados Unidos de América, en los procesos de manejo y producción de materiales de construcción, como cemento y concreto se utilizan asbestos y otros compuestos que contienen polvo de sílice, elementos que son determinantes en la presencia de padecimientos en las vías respiratorias y de acuerdo con estudios recientes, también es detonante de padecimientos oncológicos.

“Situación ya tiene en alerta a los vecinos de esta unidad habitacional pues el impacto que tiene en la salud de las personas se da a mediano y largo plazo, incluso desarrollando padecimientos oncológicos hasta 10 años después de haber estado en contacto con estos compuestos; es decir, estamos exponiendo a los habitantes a una muerte lenta y silenciosa, pues muchas veces no se presentan síntomas de ningún padecimiento hasta que es demasiado tarde”, finalizó Salido Magos.

0 Shares
Back to Top
Copy link
Powered by Social Snap