Primera Ley de Espacio Público debe ser eje de planeación para la CDMX

Como parte de la estrategia integral de planeación en la CDMX, la Ley del Espacio Público debe regular no sólo los espacios libres o residuales que dejan los desarrollo urbanos, sino también ser eje articulado de las relaciones sociales, económicas y culturales en la capital del país.

Por ello, la presidenta de la Comisión de Uso y Aprovechamiento del Espacio Público, Gabriela Salido Magos, organizó este viernes, el 2o. Foro rumbo a la aprobación de esta nueva legislación, donde habló de la importancia de tener normas claras que acaben con la corrupción, delimiten y posibiliten un entorno adecuado para el desarrollo de diversas actividades.

Es así que la Ley de Espacio Público local avanza y se enriquece con el aporte de analistas y expertos en temas de movilidad, así como de derechos.

 “Y no sólo en el aspecto de desarrollo urbano, sino considerando aspectos sociales y de formación de tejido social a más de 15 años. Visualizar a la ciudad en el parámetro de los Objetivos de Desarrollo sostenible de la agenda 2030, obliga a la actual legislatura del Congreso de la Ciudad de México a expedir leyes que garanticen dicha planeación de manera democrática”.

La senadora Indira Kempis señaló que el Espacio Público no es valorado y tiene una sub utilidad, además de ser subestimado en la agenda del Estado, y es visto de una forma tradicional, lo que da como resultado la mala calidad de vida entre las comunidades. 

“Tendremos que avanzar ahí, hacer que el Espacio Público, su calidad, lo que aporta socialmente y lo que aporta económicamente y organizacionalmente, sea un indicador de desarrollo humano, esa tiene que ser nuestra apuesta”:

Xavier Treviño, activista sobre temas de Movilidad Sustentable, habló de los derechos que tiene un ciudadano para el uso del Espacio Público, que no se han regulado y las personas simplemente actúan con base en comportamientos individuales, pero hay particulares que explotan esas condiciones.  

 “Y es ahí donde tiene sentido la regulación, uno regula más o controla más o exige más impuestos a las actividades que implican mayor costo social y a las que implican menos costo, tengo que reducir impuestos y contraprestación”.  

Gabriel Todd, urbanista, se pronunció por la convivencia en entornos sociales, pero con proyectos de innovación e incluso, desde una banqueta. “Intentamos hacer proyectos de espacio público, donde le demos énfasis de convivencia sin prejuicios. El objetivo es la convivencia y posteriormente como complemento, la movilidad porque no habría espacios”.

Sobre el tema “Derecho al Tiempo Libre”, el tempoliberólogo Demetrio Valdez Alfaro, señaló que se carecen de “espacios educadores”, que tienen que ser aprovechados para situaciones recreativas que sí aporten socialmente. 

“Aprendimos a ganarnos la vida perdiendo la vida, el espacio público está en desequilibrio con el espacio privado, es convenientemente hacerlo más amplio porque la gente no tiene dinero para gastar en espacios para ocio público”

Lupe Aguilar Cortez, especialista en Recreación, se pronunció por acompañar toda política pública que elimine las prácticas de ocio nocivo o ausente, aspectos que han restado tiempo en la vida de los seres humanos, pero ahora el reto es planear y aproximar opciones que contribuyan a la formación de las personas.

“El derecho al tiempo libre es un derecho inalienable, el aumento al tiempo libre no va relacionado con mejores contenidos ni con mejores instalaciones”.  

Para Andrea Esparza Aguilar, quien es arquitecta especialista en Espacio Público, dijo  que este término no sólo depende de una ciudad, sino de sus elementos que deben ser compartidos en áreas rurales, con las mismas propiedades y densidades. 

“Asumir que las calles también son parte de espacios públicos y crear redes entre estos espacios para que funcionen y generen impacto entre las personas”.

Desde la prospectiva de la planeación y el desarrollo urbano, el maestro Alejandro Polo,  señaló que la nueva realidad tras la pandemia hace que las decisiones cambien y la visión de programas también, orientarse a actualizar los entornos y el rescate de áreas olvidadas.

“No todos los espacios públicos deben ser abordados con la misma metodología, cada espacio público obedece a una escala que va desde lo macro o lo micro y cada uno necesita de requerimientos especiales”.

El diputado y coordinador del GPPRD, Víctor Hugo Lobo Román, comentó que su fracción coincide con los principios de una ciudad ordenada, donde también las áreas privadas, tengan marcos normativos. “Con las generalidades del espacio público y conceptualizarlo de manera distinta de lo que ese ha hecho en nuestra ciudad  y tendremos que dar una muestra clara y un claro ejemplo”.

El Congreso local seguirá recabando experiencias de la academia, sociedad civil y del Gobierno, para emitir instrumentos legislativos que garanticen la eficaz aplicación de principios generales para la implementación de políticas públicas y acciones tendientes a construir el espacio público.

0 Shares
Back to Top
Copy link
Powered by Social Snap