SEMOVI debe garantizar el acceso a la nueva tarjeta para la red de movilidad integrada a todos los usuarios: Dip. Gabriela Salido

La propuesta busca garantizar la disponibilidad de los nuevos plásticos en los puntos de acceso al trasporte público y que todos los usuarios cuenten con información al respecto.

Aprueba Congreso de la Ciudad de México propuesta para que el Titular de Secretaría de Movilidad considere extender la vida útil de las antiguas tarjetas de acceso al transporte público.

Lo anterior, en tanto se trabaja en colaboración con los diferentes sistemas que conforman la red de movilidad integrada en la capital, para garantizar la disponibilidad de las nuevas tarjetas en todos los puntos de acceso, además de ampliar los alcances de campañas informativas respecto.

“El pasado 8 de enero, la SEMOVI informó que a esa fecha se había llegado a un total de 4 millones de nuevas tarjetas, entre las que fueron vendidas y canjeadas, mientras que diversos medios de comunicación dieron cuenta de la escasez de los plásticos y usuarios en redes sociales reclamaban que en once líneas del Metro únicamente estaban disponibles recargas de los antiguos plásticos y venta de boletos de papel, aseguró la legisladora.”

“Misma situación, agregó, que se presentó en el Metrobus y las estaciones del Trolebús sobre Eje Central, en cuyo caso no se encuentran disponibles máquinas expendedoras en las que se pueda adquirir la tarjeta siendo que será el único método para poder hacer uso de dicho transporte.”

Con la entrada en funcionamiento exclusivo de la nueva tarjeta se debe de garantizar la accesibilidad de las personas usuarias no sólo en los puntos en los que se puede adquirir, también debe lograr eficientar la recarga de las mismas.

A este respecto cabe señalar, el caso del Metro, que pese a que el uso de la tarjeta comenzó en el año 2006 y buscaba sustituir los boletos de papel, hoy, a casi 14 años de distancia es el método de pago que utiliza únicamente el 48% de los 5.5 millones de usuarios diarios, ya que en cada estación únicamente es posible realizar recarga de los plásticos en una de las dos taquillas existentes, generando que sea más rápido para el usuario comprar un boleto de papel.

“Sin duda, es de reconocer los esfuerzos por articular un único método de pago para los diversos sistemas de transporte en nuestra Ciudad, así como el de informar a través de redes sociales a las personas usuarias, acerca de la operación exclusiva de la nueva tarjeta y los plazos en los que dejarán de funcionar los anteriores, sin embargo, es necesario poner en marcha campañas para que quienes no tienen acceso a redes sociales, pero si utilizan el Metro, Metro Bus, Tren Ligero y Trolebús estén correctamente informados de las nuevas disposiciones”, concluyó la panista.

Back to Top